jueves, 29 de octubre de 2015

Nuevo Capítulo de 'Antes Del Anochecer': Margarette


NOTA DEL AUTOR: El siguiente capítulo pertenece al libro Antes Del Anochecer, precuela de la saga 'Crónicas de luz y oscuridad'.. Este capítulo esta contado a tavés del punto de vista de Margarette Treaddaway, y es el último en ser compartido por Wattpad.

Margarette


   Steph era la hija de uno de los hombres más ricos de Stavanger, y su mejor amiga.
  —La boda será pronto —le dijo a Margarette.
  —¿Cuándo? —preguntó.
  —Nadie lo sabe aún, pero Ben Holbrooke contraerá nupcias con Mildred Raystar. —Steph tomó una de las uvas del racimo que se hallaba en la frutera, y agregó—: El Señor Raystar ha salido con su familia, pero en cuanto regrese pondrán fecha a la unión. —Sorbió la uva y luego, con una servilleta de seda, expulsó las semillas con delicadeza—. No dudo que Lester Raystar se apresuré con el compromiso.
  «Ben —pensó Margarette tratando de contener las lágrima—. Mi Ben no se puede casar.»
  Respiró antes de hablar.
  —¿Por qué lo dices?
  —Todas sabemos que la hija del señor Raystar estaba prometida a Justin Wolfgang, pero el joven hijo de Lord Ronald desapareció días antes del enlace —explicó Steph. Una chica baja, y grueso cuerpo curvilíneo. Siempre lleva recogido la mata de pelo castaño en un tocado exagerado, y las mejillas ribeteadas de maquillaje—. Ben Holbrooke es un pillo difícil de coger, todos lo saben. Lester Raystar tuvo suerte; no la perdería así como así.
  Steph tenía ojos grandes, ojos pardos y observadores, y una lengua formada para el cotilleo. Era su mejor amiga desde que tenía memoria. Lo sabían todo de cada una, incluso de sus amores. Gracias a ella conoció a Ben.
  —Yo quería que Ben fuera mío —le chilló Steph—. A mala hora te lo fui a entregar.
  Margarette conoció a Ben en una de las celebraciones que realizadas por el padre de su mejor amiga, que era muy allegado a Alfred Holbrooke el padre de Ben.
  —Pudiste haberte quedado con Phill —sonrió ante el berrinche de su amiga—. Phill era igual de apuesto y…
  —Phill murió —dijo Steph.
  «Y con él, parte de Ben», se dijo en sus adentros.
  Margarette había percibido el cambio en Ben cuando este regreso de la guerra del eclipse. Había llegado a conocer a Phill, pero se había enamorado de Ben desde la primera vez que sus miradas se encontraron. Ella tenía once y él quince. Todo había ocurrido meses antes de la guerra, antes de la tragedia y la perdida.
  —¿Cuándo le dirás a tu padre? —preguntó Steph.
  —¿decirle? —La miró con confusión—. ¿Sobre qué?
  —Sobre el bebé, Margarette —replicó la chica—. Pronto se notara tu vientre hinchado, y ¿cómo vas a explicarlo? Aún no te has casado, y Tiberius Wolfgang está desaparecido. Recuerda la advertencia de la Vieja.
  Margarette recordaba, pero no quería pensar en eso...

Lee el capítulo completo a través de Wattpad. Compra tu copia aquí.

sábado, 24 de octubre de 2015

Satisfacción...

Ha pasado cerca de un año desde que comencé a trabajar con mi proyecto literario Crónicas de luz y oscuridad. Antes de aquel momento no sabía la pasión que tenía por escribir… Aunque, como muchos escritores, aquella pasión nació de la lectura. La lectura ha satisfecho mi ser desde lo más profundo…
Satisfacción… la había conocido, por breves momentos, y luego ya no. Pero volvió, volví a sentirme satisfecho cuando terminé de escribir Lunas Caídas. Ahora, la tengo: satisfacción… está en mis manos, y al fin puedo sentirla. Aquí está mi satisfacción. Mi libro, mi creación, mi trabajo de largas noches y calurosos días. Aquí, en mis manos…

Para comprar tu copia de Lunas Caídas, te invito a visitar la pestaña Tienda.

jueves, 15 de octubre de 2015

Nuevo Capítulo de 'Antes Del Anochecer': Eneas

NOTA DEL AUTOR: El siguiente es un manuscrito inédito del séptimo capítulo de Antes del Anochecer contado a través del punto de vista de Eneas Mormont. Ha dejado atrás los eventos iniciados en el Prólogo de Lunas Caídas, sin embargo se hace mención de algunos de sus acontecimientos.


El único hijo


  El Gran Salón era una estancia gloriosa.
  —Has caído bajo —la mueca en los labios de Kilos era grotesca—, eres digno hijo de tu padre.
  —Lha dhut hest solty —fue la respuesta de Eneas—. Los Mormont vivimos para saldar cuentas. Ahora fueron los Wolfgang, los Greystar y los Startclyde. Pronto saldaré cuentas con William Oakwater.
  Kilos frunció el ceño.
  —Pero los Wolfgang no tomaron parte hace en la Guerra del Eclipse Rojo —dijo, oscilando—. ¿Por qué Wolfgang?
  —¿Por qué no? —Replicó Eneas Mormont—. Los Wolfgang siguen siendo Seguidores de la Luz, fieles a sus principios y a los suyos. Lord Ronald Wolfgang fue un cobarde, pero no sus dos hijos. ¿Acaso no recuerdas que Marlon Wolfgang asesinó a Falos, tu hermano?
  —Por supuesto que lo recuerdo —escupió Kilos—. Yo estuve allí, y me encargue de que Marlon tuviera el mismo destino que mi hermano. Y ¿qué hay de Tiberius?
  —Es igual de cobarde que su padre —aseguró Eneas—. Nada que ver con Marlon o Serge. Tiberius se meó en los calzones cuando le puso la daga en el cuello. Se lo prometí a los Reedstter, a ellos se los entregue.
  —Los Reedstter —murmuró Kilos.
  —Sí. —Eneas se removió en su asiento—. Tiberius Wolfgang se acuesta con la hija y el hijo del señor Reedstter, además, según se rumorea, desvirgo a Tilda Weethaker, quien fue su primera prometida.
  —¿Por qué se canceló el compromiso? —preguntó Kilos.
  —El señor Weethaker descubrió que Tiberius se acostaba con su hijo Tayron, el hermano mayor de Tilda —Eneas dejó escapar una risa—. Lord Wolfgang se encargó de que el señor Weethaker no dijera una palabra del asunto prometiendo a su pequeña hija Lothie con el hijo menor de Weethaker. Mary Longstar, la segunda prometida de Tiberius, corrió con más suerte. Murió  de fiebres días después de anunciarse el compromiso. Para ese momento, Tiberius ya la había desvirgado. ¡Y ni hablar del más famoso de los rumores sobre señorito! Tiberius y Jason Greystar, su cuñado, el esposo de la bellísima Frida.
  Kilos soltó una risotada escandalosa, alcanzando a inundar de manera estrepitosa la estancia del Gran Salón.

  —Tibe sí que sabe de libertinajes —espetó...


Lee el capítulo completo a través de Wattpad. Compra tu copia aquí.